Libre

Para Ana

Olvidar es un dulce sueño.
Ser libre de todo, de todos y de mí mismo.
Feliz.

“¡Sé fuerte! ¡Sé valiente!”.
¿No me escuchan? ¿No me entienden?
Las únicas fuerzas que tengo
Son las que me llevan a la noche,
Para cerrar los ojos y olvidar.

Ahora que sé lo que quiero,
O, más bien, que me doy cuenta de que
No lo podré saber nunca,
No me queda otra que hacer todo lo posible
Para olvidar.

Mis excesos me liberan,
Hasta que vuelva a caer.
Mi libertad me oprime,
Como esas cuatro paredes cada vez más cerca de mí,
Que me hacen más pequeño, día tras día, hasta que me muera.

Felizmente te tengo a ti.
Te quiero.
Escaparme en ti es donde estoy libre.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja una respuesta